miércoles, 7 de noviembre de 2007

Amar a quien se quiere o consolarse con quien se puede.


El amor...JA! Pues tarde o temprano el amor te encuentra, de eso estoy seguro...aunque cómo todo en esta vida, nada dura para siempre...cuando cumplì los 40 el año pasado, estaba de lo más depre...bueno cómo dicen cuando llegas a cierta edad tienes que hacerte a la idea que pasó tu época (de cuando eras el deseado...) llegaba a los 40's y esa era mi barrera en la que simplemente me resignaba a seguir con lo que llegara..."No Me ImPoRtA NaDa En CuEsTiOn De AmOr...ToMo Lo QuE EnCuEnTrO,Me SiEnTo AlGo MeJoR..." como dice la canción de Virus...más aún cuando mi historia de amor ya había sucedido hacía tres años...el amor de mi vida llegó y se fué, y aunque no me cerraba a encontrar a alguien más, porque cada relación es diferente; lamentablemente algo así sólo sucede una vez en la vida...

Mis amigos gays o héteros casi todos están en relaciones estables de tiempo, unos más que otros... bueno el tiempo cambia todo...cada uno sabe cómo lleva su relación...pero el amor cómo pasión no dura toda la vida...al final lo que prevalece es el cariño y el compañerismo...aunque el cuerpo pida cambio en el menú a veces...

En realidad hay gente que no busca enamorarse sinó establecerse, emocionalmente o económicamente.., conversando con una amiga hétero me dijo que su tiempo para el amor ya había pasado (está en sus 30), ahora lo que buscaba era alguien que le diera estabilidad, con el que se sintiera cómoda y que quiera tener hijos...la mayoría de sus relaciones de "amor" terminaban mal, así que ahora se había vuelto práctica...

No creo que buscaría alguien sólo por una conveniencia económica...aunque ahora si creo que emocional...el amor de mi vida fué bastante modesto y éramos felices. Al final creo que lo que espero es recobrar esa magia que me hacía suspirar y sólo desear el momento en que lo volvería a ver...eso es amor? Pues simplemente en estos tiempos modernos, los románticos estamos totalmente fuera de sitio...y bueno, sólo queda esperar otra maldita primavera. Siempre llega.